Whisky japonés, destilado del sol naciente

Mundo Gastro

A finales del siglo XIX Shinjiro Torii, un farmacéutico fabricaba los primeros licores similares a los europeos en su botica de Tokio y los dispensaba como medicinas, sin demasiado éxito entre una población del Japón imperial. En 1907 consiguió una aceptable imitación de un vino de Oporto al que llamó Akadama. Su invento se popularizó, y Shinijii Torii y a principios de los años 20 empezó a realizar pruebas para elaborar un whisky.

El otro gran protagonista de nuestra historia en Masataka Taketsuru, un químico japonés ,hijo de un productor de sake, obsesionado en aprender a fabricar whisky con estilo europeo. Taketsuru viajo a Europa con la finalidad de aprender el secreto. Consiguió convencer a la empresa licorera Settsu Shuzo que lo mandó a Escocia, a que aprendiese a hacer whisky.

Taketsuru llegó a Escocia y trabajó en las destilerías Longmorn y Hazelburn. Donde llego a conocer los más recónditos secretos de este destilado

Shinijii Torii supo que Masataka Taketsuru había vuelto de Escocia con la receta de su ansiado whisky. Proponiendo le en aquel momento empezar la aventura conjunta de la fabricación del preciado licor ya que la empresa que le había financiado parte del viaje había quebrado. Así fundaron ambos la primera destilería de whisky de Japón en el pueblo de Yamazaki. Eligieron la isla de Hokkaido, por ser el lugar con un clima más parecido a Escocia. En 1923 consiguieron destilar la primera botella de whisky japonés de la historia. Lo llamaron Shinofuda etiqueta blanca pero el resultado no tenía la calidad deseada.

No desfallecieron, pero el fracaso dio lugar a la separación de los socios. Shinijii Torii siguió con su empresa Suntory (mezcla de su apellido y la palabra sol en inglés) y Taketsuru fundó una empresa llamada Nikka, que durante muchos años fue la más exitosa productora de whisky de Japón. La misma empresa produce también ginebra, o un licor de manzana muy parecido al Calvados al que llamó “Rita”, en honor a su esposa, que falleció en 1961.

Tras la muerte de Shinijii Torii, la empresa pasó a manos de su hijo, que fundó otra destilería en Hakushu, la zona de Japón con el agua más pura.

En la actualidad Japón domina el panorama mundial del whisky. En los World Whiskies Award (WWA, el ganador en la principal categoría, ha sido Hakushu de 25 años. Un caldo japonés de la destilería Suntory. Se ha impuesto en la categoría “Best Single Malt” categoría mas importante de estos premios.

No ha sido lo único que han ganado los japoneses este año. También se han impuesto en las otras dos categorías mas importantes. El “Best Blended Malt” (Mejor mezcla de malta) ha sido para el Taketsuru de 17 años. Un whisky de la destilería Nikka.

El tercer premio que se marcha al país del Sol Naciente ha sido el que reconoce al “Best Blended limited release”. Es decir, el mejor whisky blended, en esta categoría se ha impuesto un whisky japonés llamado Ichiro Malt and Grain Limited Edition.

©2019 GASTRO Magazine es una publicación online de GENTE DE MARKETING| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas