Ir a la barra de herramientas

The Lamastus Family, el nuevo café más caro del mundo

Mundo Gastro

Madura muy lentamente y tiene un sabor único

Nace en un microclima muy especial en la provincia de Chiriquí, junto a la frontera con Costa Rica y según sus productores esto le ha permitido recibir una puntuación de 98 sobre 100 de los expertos de la revista “Coffee Review”.

La altitud de esta región supera los 1.600 metros y está en la falda del volcán Barú. El genuino sabor del café lo consigue el hecho de que se encuentra en una zona fría y lluviosa entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico. Por eso madura muy lentamente y se potencia su sabor.

En estas fincas crecen los cafés más extraordinarios de Panamá, a los que esta familia dedica toda su atención. En los cinco últimos años han renovado prácticamente toda la población de cafetos de Elida Estate contando en la actualidad con un 10% de la variedad Geisha, un 80% Catuai y un 10% de Typica y han adecuado la finca El Burro Estate para garantizar hasta 35 hectáreas de reserva forestal que provean de las mejores condiciones de sombra y biodiversidad a su producción de su café Geisha con un 50% de los árboles y un 50 % de la variedad Catuai.

Todas sus cerezas son cosechadas a mano por los indios nativos Ngobe-Bugle, que lo hacen sólo cuando el café alcanza su estricta madurez. La misma propiedad se encarga de su procesamiento posterior, sometiendo al grano a un método u otro, natural, lavado o honey, según su variedad.

Seguidamente, se selecciona cuidadosamente y después de un descanso de entre 60 a 100 días en sacos de arpillera sobre suelos de madera, se envían directamente a nuestros clientes, la mayoría de los cuales, previamente, ya han catado los cafés en la finca.

La variedad geisha se ha convertido en un producto de lujo. El acto de degustar una taza de café se ha elevado a la categoría de ritual y en los últimos años ha cobrado fuerza. Cada grano es un objeto de deseo.

El año pasado la demanda fue mayor, un grupo de especialistas japoneses llego a valorar el kilo en 2.241 euros. Ya está considerado como el café más caro del mundo.

Los ganadores habituales son Colombia, Costa Rica o Puerto Rico pero la variedad panameña gheisha lleva dos temporadas rozando la cima.

La variedad geisha dentro de la cultura del café está evolucionando, hace 50 años era una mercancía más que la gente compraba sin mayor atención a sus características y sabores, pero en los últimos 20 a 25 años se está empezando a poner en valor. Se ha convertido en un producto de lujo y todo apunta a que en 2020 aumenten los precios de las variedades más exclusivas.

Entre los gigantes del café despunta Brasil, que exporta 40 millones de sacos al año. Le sigue Colombia con 14,8 millones de sacos. Panamá no es capaz de competir con sus mercados vecinos por su escasez, lo que lo convierte a su vez en producto más exclusivo: genera 191 millones de euros en exportaciones. Menos cantidad para menos paladares.

©2020 GASTRO Magazine es una publicación online de GENTE DE MARKETING| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?