Mazapán, Navidades de almendra

Mundo Gastro

Mazapán es “La masa fina y compacta resultante de la mezcla o amasado de almendras crudas, peladas y molidas, con azúcar o azúcares, en sus distintas clases y derivados, que se emplea como base de una variada serie de dulces típicos toledanos”. Así define el pliego de condiciones de la Indicación Geográfica Protegida Mazapán de Toledo este dulce.

Asi mismo y según nos indica el presidente de la IGP Mazapán de Toledo, Cándido Peces, aquel debe producirse mediante “la fórmula tradicional de 50% de almendra y 50% de azúcar”. Además, según está recogido en el pliego de condiciones, es necesario que la almendra que se utilice para la elaboración de este producto tenga al menos un 50% de grasa.

Los orígenes del mazapán, al igual que otros muchos dulces y recetas tradicionales, se extienden tanto geográficamente como a lo largo de los siglos, reclamando numerosos países su origen.

Mazapán es “La masa fina y compacta resultante de la mezcla o amasado de almendras crudas, peladas y molidas, con azúcar o azúcares, en sus distintas clases y derivados, que se emplea como base de una variada serie de dulces típicos toledanos”. Así define el pliego de condiciones de la Indicación Geográfica Protegida Mazapán de Toledo este dulce.

Asi mismo y según nos indica el presidente de la IGP Mazapán de Toledo, Cándido Peces, aquel debe producirse mediante “la fórmula tradicional de 50% de almendra y 50% de azúcar”. Además, según está recogido en el pliego de condiciones, es necesario que la almendra que se utilice para la elaboración de este producto tenga al menos un 50% de grasa.

Los orígenes del mazapán, al igual que otros muchos dulces y recetas tradicionales, se extienden tanto geográficamente como a lo largo de los siglos, reclamando numerosos países su origen.

Se cuenta que lo inventaron las monjas del convento de San Clemente en Toledo durante una hambruna, cuando la ciudad se hallaba sitiada por los árabes y había gran necesidad de alimentos, en aquel momento no había trigo en la ciudad, sus despensas estaban llena de azúcar y almendras por lo que con estos ingredientes machacado con una maza hicieron un “pan de maza”. Así que decidieron dar de comer a los hambrientos con el suculento alimento.

En la versión italiana sobre el nacimiento del mazapán, Eloísa Martorana, una noble italiana, hizo construir un monasterio en Sicilia que tomó su nombre, en 1193. Las monjas del convento eran en su mayor parte de origen griego y se dedicaron a la elaboración de una masa de azúcar y almendras, que luego trasformaban en miniaturas que representaban frutas y animalitos. Después las pintaban con vivos colores compuestos a base de goma arábiga, pigmentos extraídos de rosas, azafrán y pistacho.

Tan famoso se hizo el mazapán y tanto trabajo daba a las monjas italianas, que en el año del Sínodo de Mazara del 1575 se prohibió, por expreso decreto, dedicarse a tal labor, que evidentemente las distraía de las prácticas religiosas.

En 1615 aparece una primera ordenanza en referencia a la fabricación de mazapanes en la que se indicaba que éstos debías “estar jaropados de almendras de Valencia y de azúcar blanco, y no de otra manera”.

Según la regulación que lo define: “La almendra es el principal ingrediente del Mazapán de Toledo, en cuya composición tienen que intervenir de forma mayoritaria o como mínimo en una proporción de 1:1, esto es debe representar el 50% del peso total. Las almendras utilizadas deben ser almendras de variedades dulces, repeladas y con un contenido mínimo de materia grasa del 50%.”

Fuera ya de nuestras fronteras, en Alemania son famosos los mazapanes de “Lübecker”, que cuentan con Denominación de Origen desde 1996 “Lúbecker Marzipan”.

©2020 GASTRO Magazine es una publicación online de GENTE DE MARKETING| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas