Macaron

Mundo Gastro

El macarrón es un dulce francés que en los últimos años cuenta con una gran popularidad por su delicado sabor y su colorida apariencia que lo hace perfecto para las redes sociales .

El término ‘macarón’ o ‘macarrón’ deriva de la palabra italiana maccarone en el italiano de Sicilia, que en el siglo XV designaba una pasta seca en forma de bolitas, pareciendo al moghrabieh de Oriente Medio

En la actualidad están hechos con dos galletas y una crema o ganache entre ambas.

Existen dos métodos principales para hacer macaron, el método “francés” y el método “italiano”. La diferencia se encuentra en la forma en la que el merengue es preparado

Hechos con clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar, se situa su origen en la corte francesa en el siglo XVI.

En un primer momento su forma era de cúpula con base plana.

En el siglo XIX se unieron de dos en dos con un relleno en medio.

Nace en Italia, y habría pasado a Francia en el Renacimiento, cuando la reina Catalina de Médici mandó ofrecer maccarone a los convites de la boda del duque de Joyeuse en París en 1581. Este habría llevado la receta al pueblo de Joyeuse, en el actual departamento francés de Ardèche, donde se sigue confeccionando bajo el nombre de «macaron de Joyeuse».

Algunos textos recogen una receta parecida que se extendió con el nombre de ghouryeba o ghriba por la región de Marrakech en época del sultán almorávide Yusuf ibn Tašufin. La misma receta aparece en Siria en el siglo XV bajo el nombre de louzieh.

Algunos afirman fue creado en 781 en la abadía de Cormery.

En el País Vasco francés, el macaron apareció en San Juan de Luz gracias a la iniciativa de un pastelero, Adam, que regaló algunos a Luis XIV por su boda con María Teresa de Austria en 1660. En la misma época, los maestros cocineros de la familia Dalloyau, cuyos descendientes fundarían en 1802 la casa gastronómica del mismo nombre, sirvieron macarons a la realeza de la entonces gobernante casa de Borbón en la corte versallesca, hasta la Revolución Francesa.

En Lorena, apareció bajo los auspicios de las Señoras del Santo Sacramento, con una receta que se ha mantenido secreta desde el siglo XVIII. La receta de los macarons de Boulay, fiel a la receta original, surgió en 1854. Estos se caracterizan por una costra crujiente y un interior cremoso.

Se suelen aromatizar con vainilla, café, chocolate, pistachos, avellanas y fresas tradicionalmente, aunque hoy es corriente que cada una las pastelerías especializadas ensayen e innoven constantemente con infinidad de aromas y sabores, tanto en la masa del macaron como en la del relleno, rosas, azahar, canela, azafrán, limón, etc.

©2020 GASTRO Magazine es una publicación online de GENTE DE MARKETING| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas