Cafetera Chemex, sencillez de laboratorio

Mundo Gastro

Cafetera Chemex, sencillez de laboratorio

Una cafetera Chemex es un recipiente de una pieza con forma de reloj de arena que posee un embudo con una boca amplia.

El diseño característico de la cafetera es del químico e inventor alemán Peter Schlumbohm que en el año 1941 publicó la patente.

En la actualidad la producción continúa y se encuentra bajo propiedad de Chemex Corporation en Pittsfield, Massachusetts.

En el año 1958 diseñadores del Instituto de Tecnología de Illinois decidieron que esta cafetera era uno de los mejores diseños de los tiempos modernos incluyéndola en uno de los expositores del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA)

La cafetera se parece a un matraz de cristal Pyrex con una amplia boca en la parte superior con forma de cono. Sobre el cuello se coloca una arandela de madera que permite asir el recipiente cuando se encuentra caliente. Sobre el cono de la parte superior se coloca primero el filtro de papel enrorrollado en forma de cono, y sobre él se deposita el café molido.

A estas cafeteras es necesario añadirles el agua previamente calentada.

El agua caliente se vierte en la parte superior y se infusiona en el cono, filtrándose por gravedad y cayendo en la parte inferior del recipiente

Por lo anteriormente expuesto podemos decir que la cafetera Chemex, es una cafetera de filtro o goteo, ya que emplea filtros específicos propios, filtros Chemex, para separar el café de los posos, por los cuales el agua pasa lentamente para terminar cayendo, por efecto de la gravedad, sobre un recipiente inferior

La cafetera Chemex está construida en cristal, y tiene forma de matraz de los empleados en química, el concepto de la ciencia química está muy presente en todo lo que rodea a esta cafetera.

La cafetera de puede dividir en dos partes, la inferior, donde se coloca el filtro, y la superior, donde irá cayendo el café.

Una de las principales diferencias de la Chemex respecto a una cafetera de filtro convencional, está en los filtros.

La Chemex no utiliza filtros de papel estándar, sino unos filtros propios de papel muy grueso, un 20% más pesados que los habituales. Estos filtros especiales para Chemex evitan que se transmita al café la grasa que aporta el característico amargor a la bebida final.

Para utilizar una Chemex y obtener buenos resultados, necesitamos más cosas aparte de la cafetera. Fundamental: una materia prima de buena calidad, y un molinillo potente que nos permita obtener justo el grado de molienda que queremos. La Chemex funciona mejor con café molido de grosor medio y uniforme.

©2019 GASTRO Magazine es una publicación online de GENTE DE MARKETING| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?