Sandía Densuke Black

DENSUKE 3

Sandía Densuke Black

MUNDO GASTRO

Es la variedad Densuke Black y solamente crece en la isla de Hokkaido (la más al norte del archipiélago) en Japón. Se consume como cualquier otra fruta, no necesita ningún cuidado especial. Tiene una cáscara negra, gruesa y lisa con el interior llamativamente rojo, muy jugoso y muy dulce y suele venderse en una caja especial, también negra, para resaltar su color natural y solamente se recolectan unas 65 unidades en la primera cosecha de la temporada.

La seleccionaron a mediados de la década del 80 del siglo pasado para compensar las pérdidas que sufría el país por disminuir las cosechas de arroz.

Según una asociación de agricultores local, el nombre de la fruta se compone de los jeroglíficos que significan “campo de arroz” y “ayuda”.

La sandía pesa habitualmente de 5 a 7 kilogramos .

Generalmente, tras la subasta de las primeras sandías Densuke, el resto de producción se comercializa a una media de 190 euros, precio también excesivo para la fruta, nada que ver con el precio de las sandías del mercado español. Las subastas suelen realizarse en el mercado central de los mayoristas situado en la ciudad de Sapporo, generalmente suelen pujar los más pudientes o las cadenas y centros comerciales que la exponen como un símbolo del inicio del verano y su campaña de frutas de verano. Este año se cumplía el 30 aniversario de la producción de esta variedad, pero a pesar de la celebración, no se han alcanzado las cifras de subastas anteriores.

Curiosamente la historia de esta variedad de sandía es relativamente joven, su producción se inició en el año 1984 en la isla, cinco años más tarde se registró la marca en la oficina de patentes del país y empezaron las competiciones entre productores para ver quién lograba obtener la sandía perfecta, de ahí que entrara a formar parte del concurso en el que se otorga el ‘Premio de la Agricultura Japonesa’, como una forma de promover e impulsar el trabajo y la producción de calidad.

La Sandía Densuke Black no tiene una conservación especial una vez adquirida, en realidad se mantiene de la misma manera que el resto de variedades. Su corteza negra y lineal aparece como primer paso antes de llegar a lo bueno, un suculento manjar con pepitas que hace las delicias de aquellos que adquieren una.

Lo que sí que podemos encontrar en otros sitios son semillas para probar su cultivo. Cada vez más agricultores y aficionados se animan a sacar de su propia mano esta exclusiva sandía, cada vez con más adeptos gastronómicos. Por internet suele ser la forma más habitual para conseguirlas.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 GASTRO Magazine es una publicación online de ALFESP COMUNICACIÓN| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?