QUESO PULE

PULE2

QUESO PULE

MUNDO GASTRO

Fue considerado en 2012 el queso más caro del mundo. Este maravilloso queso se obtiene en exclusiva de una reserva natural situada en la pequeña ciudad serbia Sremska Mitrovica, al norte de Belgrado. La particularidad de esta variedad de queso es que se elabora, ni más ni menos que con leche de burra de una raza singular de los Balcanes en peligro de extinción concentrados en una reserva, conocida como Zasavica, apenas podemos encontrar un centenar de estos animales. En este parque natural la agricultura está restringida a la toma de pasto y heno y no está permitido el uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos.

Un solo litro de su leche cuesta alrededor de 45 euros, sin embargo, por cada kilo de queso Pule (palabra que en serbio quiere decir potro) es necesario gastar al menos 25 litros de esta leche.

Esta leche tiene un nivel de grasa realmente bajo y aunque parezca curioso, hasta ahora no se había empleado para hacer quesos.

El precio varía enormemente debido a su escasa producción y su amplia demanda, pero éste ronda los 1.000 euros por kilo. Es sin duda uno de los quesos más caros del mundo, con una calidad acorde a su precio.

Estos animales se ordeñan 3 veces al día en un proceso que se hace totalmente a mano. Estas burras producen una cantidad de leche muy reducida, de hecho hacen falta al menos 15 animales para obtener un solo litro al día.

Gracias a la producción del queso Pule ha sido posible salvar de su extinción a esta raza de burros serbios, en un excelente ejemplo de que se pueden combinar la producción y la sostenibilidad medioambiental.

El queso Pule es de color blancuzco y fácilmente desmenuzable, algunos expertos han descrito su sabor con ciertas similitudes al manchego español, aunque es aún más intenso en el paladar.

Es realmente difícil de conseguir, ya que además de ser tan caro, corre el rumor de que el famoso tenista Novak Djokovic decidió adquirir toda la producción anual para convertirlo en uno de los principales reclamos en sus restaurantes

Con el éxito de este curioso queso acabaron apareciendo pequeños productores que se animaron a probar de elaborar este tipo de queso, como es el caso de una granja de la sierra norte de Madrid que se aventuró en su fabricación.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 GASTRO Magazine es una publicación online de ALFESP COMUNICACIÓN| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?