MARTÍNEZ

812+hWHp3KL

MARTÍNEZ

MYXOLOGIA

El Martínez es uno de esos cócteles antiquísimos de los que no se conoce bien ni su origen, ni su creador, ni siquiera su verdadera receta original (como ocurre también con el Dry Martini, el Manhattan o el Old Fashioned). Estamos hablando de mezclas de hace más de cien años de historia, que han sabido mantenerse y evolucionar a lo largo de los años. Este tipo de cócteles me fascinan, por toda la controversia que existe a su alrededor, porque un cóctel es mucho más que una receta, es una historia, una leyenda, una vida…

Aunque quizá el Martínez es uno de esos cócteles que no han sido tan famosos, ni tan conocidos por el gran público, que no aparecen en las cartas de cócteles de los bares y que más que un cóctel para la gente en general, son cócteles para el Barman, son como ese As bajo la manga que te guardas para cuando llegue el momento y poder sorprender a tu cliente.

Es un cóctel muy agradable, excelente aperitivo, con su potencia alcohólica pero su paso dulce en boca, complejo y lleno de matices.

Investigando un poco más sobre su historia, encontramos varias historias y recetas muy similares entre sí, tanto del Martínez como del Dry Martini. Precisamente en la placa conmemorativa a la creación del “Cocktail Martini”, situada en el pueblo de Martinez (California), dice así: “Julio Richelieu, camarero, sirvió el primer Martini cuando un minero entró en su salón con unas cuantas pepitas de oro y pidió algo especial, se le sirvió un “Martinez Especial” después de tres o cuatro bebidas, la “z” se quedó en el camino, la bebida consistió en “2/3 de Ginebra, 1/3 de Vermú, un golpe de orange bitter, servido sobre hielo machacado y con una aceituna”.

Hay otras muchas recetas antiguas e historias que relacionan estos dos cócteles, algunas que utilizan específicamente vermú Italiano y no francés para la receta del Martini, nos hacen pensar que esta receta evolucionó con el tiempo y los gustos del cliente, supongo que aquí el calificativo “dry”, es lo que realmente marca la diferencia entre uno y otro, dependiendo de qué tipo de vermut utilices.

También encontré otro artículo en el que decía que la primera receta del Martínez, data del año 1884 del libro de O.H. Byron, y el mismo afirma “es lo mismo que un Manhattan, pero sustituyendo la ginebra por el whisky”, esto parece indicar que si al Martínez se le considera el “padre” del Dry Martini, a su vez el Manhattan seria el precursor del Martínez. Con esto podemos ver que son recetas que evolucionan unas de otras, con sus variaciones infinitas, ya sean, por ejemplo, para el “DRY” los Vodka Martini, los Gibson, o el Vesper, o como para el Manhattan, el Rob Roy, el Bobby Burns o incluso el propio Martínez, que parece que está en el medio de estos dos grandes clásicos, el Dry Martini y el Manhattan.

Ingredientes:

  • 4,5 cl de Gin
  • 4,5 cl de Vermut rojo
  • 1 cl de Marrasquino
  • 2 dashes de Orange bitter´s
  • Twist de naranja

Preparación y presentación:

Lo preparamos en el vaso mezclador con mucho hielo y lo servimos en copa Coupette.

Martinez

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 GASTRO Magazine es una publicación online de ALFESP COMUNICACIÓN| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?