Los 5 restaurantes chinos más chinos de Madrid

comida china

Los 5 restaurantes chinos más chinos de Madrid

¿Cuáles son los restaurantes chinos más originales?

Antes de hincar el diente al Sandwich Club (y el correspondiente brownie) del VIPS por primera vez, antes de poner un pie en La Musa, antes de salir de cañas por La Latina en domingo y antes de las hamburguesas del Alfredo’s, antes de todo eso, alguien te habló una vez del famosísimo ‘chino de Plaza España’. El local / tugurio más recomendado de la ciudad de nuestros amores ha pasado a la Historia de Madrid con el dudoso honor de ser ‘el chino más auténtico’ de la ciudad. Sus cartas indescifrables, ese olor embriagador que emana de sus cocinas marcando el rumbo a seguir desde la plaza hasta las ‘catacumbas’ urbanas en las que se oculta el ¿restaurante? y esa perpetua cola en la puerta son los ingredientes de una leyenda gastronómica transmitida como quién transmite una gran revelación que (nos parece a nosotros, humildes ‘morros finos’) tiene más de mito que de realidad. Así que, aprovechando que estrenamos el ‘año de la Cabra’, queremos animarte a coger los palillos y descubrir esos 10 chinos que sí elegirían los chinos en Madrid. ¿Te atreves?

1. Royal Cantonés: auténtica comida cantonesa en el ‘barrio chino’ de Madrid

Usera es el barrio favorito de la comunidad china de Madrid y, aunque queda un poco a desmano, es el mejor lugar para probar cocina china tradicional. El Royal Cantonés es  uno de restaurantes más conocidos del barrio, famoso por sus asados y sus dim-sum. La decoración del local en este caso es bastante austera  (lo que es casi una bendición), pero su cocina bien merece una visita. Toma nota, porque aquí los camareros casi no hablan castellano: lo mejor son  los dim-sums de gamba y de cerdo, la barbacoa cantonesa (panceta, cerdo rojo, pato y pollo), los calamares o las berenjenas. Sale por unos 25 € por persona.

2. Yue Lai: el chino de las ‘hot pot’

En pleno barrio de Salamanca se esconde este local auténtico y familiar (y bastante cutre), ideal para probar una de las estrellas de la gastronomía china (la de verdad): el hot-pot (comida cocinada en caldos de distintos tipos y luego untada en salsas). Aquí podrás elegir el caldo -picante o no- del tipo que quieras (mariscos, cangrejo, pollo, verduras, pato…) y después preparar en él todo tipo de delicias (mariscos, dim-sums caseros, fideos, verduras, setas, carnes…) que mojarás en una viciosísima salsa de cacahuete y guindilla. De las experiencias chinas más auténticas que podrás vivir en la capital, y todo por menos de 15 €.

3. Restaurante Nihao

Volvemos al centro de Madrid para encontrar este chino escondido en un lateral de la calle Gran Vía. Es de los más cutres y su carta, de cocina predominantemente sichuanesa (por lo tanto, picante), es un poco confusa y desangelada, pero aún así es una muy buena opción si estás en pleno centro y te entra antojo de una auténtica taberna china. Puntos fuertes: es de lo más barato que encontrarás (pagarás poco más de 10 € por persona) y entre otras delicias sichuanesas, podrás probar un riquísimo hot-pot picante (fondue china).

4. Tse Yang: el ‘chino de postín’ de Madrid

Hasta ahora hemos hablado de los restaurantes chinos que elegirían los chinos. Terminamos con un par de recomendaciones ‘de postín’, locales dirigidos a españoles que buscan una experiencia exclusiva que respete las tradiciones de la cocina china. Sin duda, el que más fama tiene es el Tse Yang, considerado por muchos el chino más lujoso (y caro) de Madrid. Este se encuentra en el hotel Villamagna, y destaca a primera vista por la elegancia de su sala, decorada con madera de tonos oscuros y muebles tradicionales chinos. En cuanto a las especialidades, no os podéis perder los dim-sum (especialmente los ‘gourmet’), el pato Pekín, el besugo al vapor o el buey sechuan. El precio, como advertimos, es carete: unos 50 € por cabeza.

5. El Bund: el chino con más ‘glamour’

Por último, cerramos con un chino “de lujo” del que ya os hemos hablado hace un tiempo en este blog: El Bund. Probablemente no haya un chino más bonito en Madrid: está situado en un enorme chalet del barrio de Arturo Soria decorado al estilo tradicional chino, con un encantador interior en madera y una terraza preciosa, estupenda para el verano. La carta mezcla especialidades cantonesas, shangainesas y sichuanesas: recomendamos especialmente la berenjena sichuanesa, el pato al estilo de Hangzhou y la torta pekinesa. El precio ronda los 40 € / persona.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 GASTRO Magazine es una publicación online de ALFESP COMUNICACIÓN| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?