Innovando en bebidas y alimentos a través de la mezcla

images

Innovando en bebidas y alimentos a través de la mezcla

Hoy en día las marcas que quieren seguir teniendo un papel entre los nuevos consumidores tienen que tenerlo claro, su subsistencia para por la innovación. Los nuevos consumidores y la nueva sociedad más tecnológica están imponiendo unos ritmos de cambio nunca vistos. Internet es una incubadora de nuevas tendencias y además, un medio de difusión único de lo nuevo, por lo que los ciclos de vida de la innovación se están acortando de forma radical.

En este nuevo mundo, todo lo relacionado con la oferta gastronómica está alcanzando una popularidad altísima. Según Mary Leigh Bliss en una publicación en el Media Post, el 52% de los Millennials de edades entre 21-32 preferirían ir a un festival gastronómico que a un festival de música y el 61% de los Millennials de edades entre 21-24 preferirían ir a un nuevo restaurante que comprar un nuevo par de zapatos.

untitled

La comida y la bebida se han convertido en vehículo de expresión de identidad individual y colectivo. Por ello la oportunidad para los innovadores del sector de Alimentación y Bebidas es única y los que sepan aprovecharla conectando emocionalmente con sus clientes tienen parte de la batalla ganada. Lo primero, tener claro cómo es el consumidor, qué busca y que le puede llevar a probar nuevos alimentos.

Y aquí nos vamos a centrar en una de las tendencias que en INTENSO Foodservice hemos identificado como clave y que hemos definido como “La nueva mezcla”, dentro de la Macrotendencia de “Alquimia culinaria”. Los consumidores, que pronto serán el grupo con poder adquisitivo más alto, han vivido una infancia próspera en la que el conocimiento de otras culturas y comidas estaba a la orden del día. Ya acostumbrados a mezclas étnicas, ahora quieren mayor variedad y si la mezcla es original, sea cual sea por muy estrambótica que parezca, estarán ávidos de darle una oportunidad.

Con cuatro ejemplos, de alimentos y bebidas podemos ilustrar innovaciones aplicadas de esta tendencia, que nos pueden inspirar para desarrollar la oferta gastro del futuro.

Rumchata, la crema de ron con horchata

¿Te gusta la horchata? ¿Te gusta el ron? Lo que muchos consumidores pueden no saber es que la horchata es una bebida de faraones que llegó al Levante español con el dominio musulmán convirtiéndose en un clásico hasta hoy en día. En América, al carecer del ingrediente original – la chufa- de donde extraer la preciada leche, usaron arroz para fabricar horchata, sobre todo en Centroamérica y Méjico. Y es allí donde con una variedad propia se ha creado Rumchata, un delicioso licor dulce elaborado con su propia receta de ron caribeño ligero y suave y los mejores ingredientes de 6 países.

Vodquila, Rusia y Méjico en la misma bebida espirituosa

En el mundo de la coctelería la mezcla es la reina. Y a partir de la experiencia de un padre en mezclas y una idea loca de una hija, nace Vodquila. En este caso la mezcla no consiste en poner la proporción adecuada de cada licor en una copa, sino ya directamente en la botella. Su razonamiento es claro, si el vodka funciona muy bien solo y el tequila también, ¿por qué no va a funcionar un destilado mezcla de los dos? El truco, una sabia combinación de los mismos.

La tableta de chocolate CHIP

Ahora damos el salto de las bebidas al mundo de la alimentación. Muchas veces en el mundo del snack siempre se piensa en la dicotomía dulce o salado aunque cada vez la separación se va difuminando más. Y un claro ejemplo es el de esta barra de chocolate con leche con el crujiente sabor a patata frita en su interior. Un auténtico placer para un paladar en busca de sorpresas únicas firmado por la empresa Chuao Chocolatier

Sushirrito: el burrito sushi

Y para acabar un ejemplo de comida rápida que une lo mejor de varios mundos. La idea nació ya hace unos cuantos años en 2011 San Francisco. La insatisfacción con la oferta de comida japonesa que, o bien carecía de calidad si estaba preparada para llevar u obligaba a sentarse en un restaurante, es lo que despertó la creatividad de Peter Yen. Su objetivo era claro, poder comer sushi de calidad “on the go” y para ello se fijó en otra de sus comidas favoritas, los burritos. De ahí su concepto con marca registrada Sushirrito. Grande y jugoso como un burrito, sano y fresco como un maki-sushi. Y mezcla de sabores latinos y asiáticos. Una apuesta que resultó ganadora, con largas colas para probarlos, que detectamos en INTENSO Foodservice hace tiempo y que ahora se expande en otros países.

¿Se os ocurren nuevas mezclas para nuevos productos o conceptos? Seguro que sí. ¡A por ellas!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 GASTRO Magazine es una publicación online de Growth Events | Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?