Etiopía: La ceremonia del café

etiopia cafe 1

Etiopía: La ceremonia del café

Para poder hablar de café debemos de hablar de Etiopía…

Según los expertos de la historia del café, todas las conversaciones acerca del tema deben empezar hablando de Etiopia, ya que es donde todo comenzó”. El café es originario del sudeste de Etiopía. De allí no solo proviene la planta, también nuestra cultura de beber café socialmente.

En Etiopía, tradicionalmente, una mujer enciende un incienso para limpiar la habitación de “malos flujos”, se tuestan granos de café y luego se hierve en vasijas similares a las que se utilizan para la preparación del café turco. Mientras, familiares y amigos de su comunidad se reúne a su alrededor. A esto de alguna manera se le denomina “Ceremonia etíope del café” Una vez por la mañana, por la tarde y por la noche.

La mujer, que es la que prepara el café, goza de la posición de honor de la ceremonia. La gente habla mientras disfruta del café y la mujer que lo prepara intercambia palabras con todos al verter el café en las vasijas. Si preguntas a cualquier etíope sobre la ceremonia del café te dirá que es hablar y conectar con los demás, ponerse al día y saber las historias de la comunidad. Es un acto social, de hecho, se considera uno de los hechos sociales más importantes en muchas villas etíopes. Ser invitado a un evento así es motivo de respeto y cordialidad. En estas ceremonias se conversa sobre política y otros temas sociales mientras se bebe.

Lo más importante de toda esta narración es sin duda que, al igual que en la ceremonia etíope, el café ha servido una vez más para intercambiar información, para la comunicación y para la interacción entre personas, quizá solo nos falte estar tomando un buen café…

En el transcurso de la historia el café se extendió a través del Mar Rojo a lo que hoy es Yemen, y pasa de la cultura etíope a la cultura árabe. La estructura de la ceremonia etíope del café cambió, pero esencialmente se conservaron una gran cantidad de elementos que la constituían cómo el intercambio de información y la socialización. El escenario en el que se encontraba café en la cultura árabe era a menudo en los mercados, donde nosotros, los europeos y occidentales descubrimos por primera vez la delicadeza de este excepcional producto que nos ofrece la tierra.

Los europeos normalmente compraban artículos como sedas de Oriente y especias de la India en estos mercados árabes y cuando finalmente se topó con el café, lo trajeron a Europa a través del comercio de puertos como el de Venecia o el de Viena.

El café entró en la cultura europea tomando cómo entorno lugares cómo cantinas, con mostradores, mesas y sillas, en lugar de sentarse en el suelo o alfombras cómo hacían tradicionalmente en Etiopía. Aunque la situación o entorno de la “celebración” cambia, el significado del café y el espacio donde se sirve y consume siguió siendo en esencia la interacción de las personas y el intercambio de información e ideas. Antiguamente en Europa los espacios donde se tomaba café podrían compararse con el internet de hoy en día. Si querías noticias, chismes, o simplemente pasar el rato, tenías que ir a una cantina o casa de café.

Esta tradición continuó a través de la colonización europea de lo que después se convertirá en los Estados Unidos de América. Cuando colonos de América del norte se alzaron en el motín de Boston, se dejó se consumir el té que traía la corona inglesa y se proclamó al café bebida nacional. Así, las casas de café que se fundaron eran a menudo el centro para el discurso político y el debate.

La declaración de la independencia y la constitución se desarrollaron en cafés. El sistema de sufragio o voto, surgió también en una cafetería, la primera de Londres, llamada Cabeza de Turco. Allí se llegó a votar a favor o en contra de los asuntos que se debatían a través de papeletas y urnas, convirtiéndose en los precursores del voto político. A lo largo de los años y de la expansión geográfica del café y su contexto, el ritual nunca ha perdido su esencia, su significado. Hay algo especial en estos espacios donde se sirve café llamados cafeterías…algo que nos llama.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 GASTRO Magazine es una publicación online de ALFESP COMUNICACIÓN| Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?