Un tinto de Verano

20160703_200907

"Un tinto de verano"

DE UVAS A VINOS

Hace unos días que mi pandilla y yo habíamos planeado una escapada de fin de semana a la casa de una de nuestras amigas. La casa es enorme en un precioso terreno al que llamamos “Falcon Crest” porque está rodeado de viñedos y a la entrada de la casa, en la escalera, hay dos caballos de piedra justo encima de la balaustrada.

Desgraciadamente me tocó trabajar el sábado. Entre recados, chapuzas caseras y otras tareas de última hora, sólo pude presentarme en casa de mi amiga a pasar el domingo. Sinceramente el sábado fue un día para olvidar, todo parecía salir mal y me tocó ir varias veces a Carrefour a devolver unas cosas. En fin, una pesadilla.

20160703_145505
La breve reseña de la contraetiqueta indica que podemos encontrar notas de roble, por lo que es un tinto con un breve paso por barrica.

Como siempre hay que sacar el lado positivo, y como no hay mal que por bien no venga, en una de mis visitas a Carrefour me pasé por la sección de vinos. La verdad es que cuando voy allí de compras suele caer una o dos botellas. Está bien organizada y hay bastante variedad de vinos nacionales y extranjeros, aunque falla un poco en la rotación de añadas.

Según me había informado mi amiga, el domingo vendría una hermana suya de visita desde Barcelona y que sería su cuñado el encargado de hacer la comida: pollo al chilindrón nada menos. Se me hacía la boca agua sólo de pensarlo.

Fui directamente a la sección de tintos ya que para esta ocasión quería algo que impactara los sentidos. Un vino estructurado pero no demasiado robusto. Me decanté por un tinto catalán de Bodegas Raimat llamado Clamor. La botella es tipo borgoña, con cápsula de color rojo vino y una etiqueta sencilla y totalmente blanca. Junto con el nombre del vino en una tipografía simple aparece la añada, en este caso 2015. La breve reseña de la contraetiqueta indica que podemos encontrar notas de roble, por lo que es un tinto con un breve paso por barrica.

Además del precio, que no supera los cinco euros, me llamó la atención el sello de certificación de producción integrada. Todos los viñedos de esta bodega lo tienen por lo que la obtención de sus uvas ha sido mediante procesos sostenibles para el medio ambiente y el ser humano. Perteneciente a la Denominación de Origen “Costers Del Segre” está elaborado con las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, y tiene una graduación alcohólica de 13’5% vol.

Resulta un vino limpio y brillante, con un color rojo muy vivo. En nariz está presente la fruta roja con ciertos toques tostados y especiados. En boca es algo ácido, de tanino no demasiado afinado pero agradable, cremoso, con cuerpo, de final largo y retronasal muy frutal.

El pollo admite varios tipos de vino ya que es bastante neutro, y cocinado al chilindrón, que es una salsa de pimientos, tomate y ajo, marida muy bien con este tipo de vinos de corta crianza ya que obtenemos mucha carnosidad y un recuerdo frutal muy agradable. Todo un placer para el paladar.

Además, el domingo amaneció soleado, con una temperatura ideal durante todo el día. Pudimos disfrutar no sólo del pollo y el Clamor si no de la piscina, la buena compañía y aquellas vistas fantásticas de los viñedos. Un domingo de verano con mayúsculas.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 GASTRO Magazine es una publicación online de Growth Events | Aviso legal |

Lo + top

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?